viernes, 1 de junio de 2012

¿Os suena o no os suena?


Es suficiente dar a las masas el poder de gobernarse para que se conviertan inmediatamente en un tropel completamente desorganizado.Desde este momento empiezan las discusiones que no tardan en convertirse en conflictos sociales;los estados se deshacen y pierden toda su importancia y lo que es más importante,su identidad.Que un país se agote por sus propias convulsiones interiores,o que sea entregado  por las guerras civiles a su enemigo,en uno u otro caso puede considerársele como definitivamente perdido:está en nuestras manos.El despotismo del capital está enteramente en nuestro poder,y se ofrece al estado,como único asidero,al que no tendrá más remedio que agarrarse si no quiere caer en el abismo...

Parrafo extraído de "Los protocolos de los sabios de sión"

2 comentarios:

  1. La masa no podría dejar de ser masa, ni siquiera proponiéndoselo. ¡Pero es que, encima, no se lo propone!

    ResponderEliminar
  2. Propongamoselo nosotros,abrámosles los ojos caballero,es nuestra misión,sino lo que poco que queda terminará pasando a la historia.Un abrazo desde RTC

    ResponderEliminar