martes, 31 de julio de 2012

27/08/12



DIRDAM es una exigencia y un imperativo a través de los tiempos. Es pasado, presente y futuro. Proyector de realidades paralelas. Complexo a la vez que sencillo. Donde la verdad no entiende de criptogramas. Arduo. Raudo. Exaltación de la diferencia. Potenciador de matices. Profundo: directo a la raíz. Ligero: equipado para altos vuelos y picados en rasante. Aglutinador de voluntades. Irreverencia disciplinada. Positividad consecuente y sensata, contraria al derrotismo negativista. Un frente opuesto a la tiranía de la gente moderada.


DIRDAM es asfalto y hormigón; pero también es arado y cumbres nevadas. Bomber y crampón. Vaho en la niebla de lobos en manada. Una bengala quemando plástico verde. Un objeto de deseo al alcance de pocos. Enlace de minorías resueltas. Una comunidad militante. Un naipe marcado en manos tatuadas. Una sonrisa mellada. En el culo de las enfermeras una palmada. Pintura fresca en las paredes de un banco. Creatividad al servicio de una idea. Un ¡Arriba España! en los pasillos del penal. Un solidario brazo extendido. Una actitud valiente y soldadesca, canalla pero leal.


DIRDAM es martillo, cruz y sagrado corazón. Tributo a nuestros mayores. Tradición y vanguardia desatada. Sin dogmas, sin límites. Balder y Santiago. Júpiter y Cristo de la Buena Muerte. Dolmen y ermita. Misa de doce y pinta de mediodía. Ayuno, puchero y tapa elaborada. Madera y piedra. Acero y cristal. Poesía artillada. Plegaria a la insurrección. Una conversación sobre Niekisch en un parque abandonado. Una garra hispánica dibujada en la carpeta del instituto. Una loa al peligro, una vitalidad marcada como la cara de Skorzeny. Un paseo al amanecer por el pueblo de José León Ramírez Reina. Energía en constante movimiento y transformación.


Punto de partida o final del camino. Juntos o separados. Todo o nada...


DIRDAM no es lo que ves.

DIRDAM no es lo que parece.

DIRDAM es mucho más que esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario