viernes, 20 de julio de 2012

Manifiesto "Calcio Futurista"




1.       Queremos jugar por amor al juego, con arte lúdico, energía de potrero y el hábito adquirido tras la pelota de trapo.

2.       El coraje, la audacia, la rebelión y el asfalto serán elementos esenciales de nuestro estilo.

3.       Con la belleza de la velocidad construiremos nuestra fortaleza, dejando atrás la inmovilidad del pensamiento y el sueño de riquezas, para exaltar, una y otra vez, el movimiento agresivo, el insomnio febril, el salto mortal, el Catenaccio y el dos por cuatro.

4.       Queremos enaltecer al jugador que ama su camiseta, cuya bandera ideal atraviesa la Tierra, elevada ella misma por el circuito de su órbita.

5.       Necesario es que ese mismo jugador se prodigue con sudor, pasión, ardor y esplendor para incrementar el entusiástico fervor de los elementos primordiales.

6.       El juego bello no es sin lucha. Ningún ejercicio de cuerpo y alma sin carácter agresivo puede ser considerado una obra maestra. El fútbol ha de ser estimado como un asalto violento contra las furias contrarias para reducirlas a postrarse delante del gol.

7.       ¡Estamos sobre la torre más iluminada de nuestra estirpe competitiva! ¿Quién podría oscurecernos si pretendemos echar luz sobre las  misteriosas puertas del Imposible? Un gol que estalla en el alma de la hinchada, cuyas esquirlas iluminan el cielo, es más bello que el Guernica.

8.       Queremos glorificar la guerra psicológica, única higiene lúdica. La tensión, la presión, las vestiduras desgarradas de los tibios, realzan nuestra moral de combate y aumentan nuestro desprecio por los congraciados con la labia bonita.

9.       Anhelamos destruir las instituciones asociadas al mercantilismo deportivo, las academias del verso, las bailantas en el verde césped y combatir la moral políticamente correcta, los micrófonos funcionales al poder de turno y las mariquitas que destilan lágrimas fuera del vestuario.

10.    Cantaremos a las grandes multitudes que la pasión agita, por el placer o por la revuelta. Cantaremos a las mareas multicolores y polifónicas de los tablones revolucionarios de estadios inaccesibles y de los grandes coliseos incendiados.

Desde el fango del club de barrio lanzamos al mundo este manifiesto nuestro de violencia atropelladora, carente de barras bravas y desbordado de aventureros que huelen el horizonte. Desde ese mismo fango —arcilla futurista— saldrán nuestros muertos vivos nutridos con el odio eterno al fútbol moderno para generar la cantera de vitales entusiastas del fútbol por venir.

Tifoso Schifoso, Buenos Aires 18 de julio de 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario