lunes, 23 de julio de 2012

Sabias palabras



Estimados amigos de Casal Tramuntana:

Todos nos conducimos según nuestras pautas culturales y valores, por eso es inescindible la lucha cultural de la lucha política. Un lugar donde se cultive la identidad, es la base amplia donde volvemos a encontarnos después de haber perdido casi todo. Sin clanes, sin centurias, sin patrias porque la globalización las ha arrasado, sentimos sin embargo la necesidad de una pertenencia natural y elemental. La sangre llama desde la historia, desde las piedras, desde todo un entorno que está siendo vaciado de su propio pueblo y de su propia cultura. 

Yo que estoy tan lejos físicamente de Europa, a veces me asombro de cómo puede perderse la identidad en medio de milenios de cultura. Pero son las crueles leyes de la política y del poder las que nos señalan, que a lo largo de la historia no existen espacios vacíos en un territorio político y cultural. Lo que no ocupa uno lo ocupa otro. Nada es neutro, y aunque es muy fácil e hipócrita para muchos declarar la propia neutralidad, sabemos que eso no es cierto y aún los que afirman tal cosa saben muy bien que no es cierto. Es sólo que no pueden o no quieren decir que su precio es cualquier precio, que no les importa nada de la tierra de sus padres, ni de ningún pasado glorioso ni quien nos gobierne ni cómo.

Casal Tramuntana es uno de esos sitios donde prevalece la identidad, y por ende lo eterno, lo que no tiene ni puede tener un precio. Mitos, héroes y dioses no están a la venta porque su naturaleza pervive en otro plano, en un plano fuera del comercio. No sé si algún día esas cosas serán definitivamente olvidadas, pero de lo que estoy seguro es que el día que eso pase, la vida será más oscura y llegaremos al fondo de una era. 

Pero tarde o temprano lo eterno volverá porque esa es su naturaleza, su destino superior. Ligarnos a ese destino hace que la vida valga la pena ser vivida.

Un fuerte abrazo y espero podamos vernos pronto.
Juan Pablo Vitali
Buenos Aires   Argentina

Casal Tramuntana

No hay comentarios:

Publicar un comentario