jueves, 2 de agosto de 2012

Irse de "picos pardos"


Cuando uno anda de picos de pardos, o se va de picos pardos, lo que hace, de acuerdo al dicho, es entregarse a cosas inútiles o torpes por no trabajar o, y este es, creo yo, el uso más común del dicho, irse de juega a sitios de mala nota. Estos sitios de mala nota se pueden traducir por lugares con mujeres dadas a la vida o, para qué andarse con remilgos, prostíbulos, burdeles, casas de lenocinio y lupanares. Es decir, que irse de picos pardos significa dejar quehaceres más decentes y provechosos y buscar compañía femenina de pago. El origen de todo esto reside en las vestimentas que por ley debían llevar las prostitutas.


De acuerdo a las ordenanzas, no podían llevar vestidos talares, es decir, que llegaran hasta los talones, ni guantes, ni sombrillas. En cambio, estaban obligadas a llevar sobre los hombros una mantilla encarnada, corta y de largos flecos. Estos flecos son los picos, y el encarnado, que al parecer solía ser un poco oscuro, era el pardo. Así, de la vestimenta obligatoria de las prostitutas tenemos los picos pardos y de ahí al dicho de irse de picos pardos, el salto es corto.


Visto en: Curistoria

1 comentario:

  1. Ya no podremos irnos de "picos pardos" al Skala....

    ResponderEliminar