martes, 3 de junio de 2014

"La Groslch y los tercios"

La cerveza Grolsch, a decir de muchos, es una gran cerveza. Tal vez de las mejores del mundo. Su nombre, viene precisamente del lugar donde fue creada: Grolsch, que significa "de Grolle”. La fábrica de cerveza Grolsch fue fundada en 1615 en Grolle (que es la actual Groenlo). Ciudad que estaba protegida en aquellos años por soldados católicos, buena parte de ellos españoles.
En ese año de 1615, y pese a encontrarse afectada por la guerra de los 80 años, la ciudad vivía un periodo de cierta paz gobernada y protegida por los católicos. Calma y seguridad que propiciaba el nacimiento de nuevos negocios. Groenlo/Grolle está situada al Este de Holanda y próxima a la frontera con Alemania. Tenía, en aquella época, importancia comercial y era populosa por estar en uno de los ejes de comunicación entre Sacro Imperio Romano Germánico y los Países Bajos Españoles.


Sus 5 baluartes, sus murallas, medias lunas, contraescarpadas y estacadas, su ancho foso y un sistema hidráulico que inundaba los alrededores, la convertían en lugar estratégico. Con esa carta de presentación es normal que, dentro de la guerra de los 80 años, Groenlo sufriera varios asedios y cambiara varias veces de manos.


El de 1606 es uno de los más conocidos si bien no el primero. Ambrosio Espínola, Capitán General del Flandes y también famoso por ser protagonista del cuadro de Velázquez “La rendición de Breda”, recupera la ciudad para la causa católica en 9 días, lo que va del 5 al 14 Agosto de aquel año de 1606, por el empuje que muestran los tercios formados por españoles, italianos y borgoñones. La ciudad se rinde y se pactan honrosas capitulaciones para los militares sitiados que abandonan la población.


Transcurren 21 años, 12 desde que la población viera sus vidas amenizadas con buena cerveza Grolsch, hasta que las circunstancias cambian. En 1627 las condiciones son propicias para que los protestantes vuelvan a intentar sitiar la ciudad. Un ejército bajo el mando de Enrique de Orange-Nassau, excelente estratega, pone cerco de nuevo a la ciudad. El Gobernador de Groenlo y Comandante de las fuerzas católicas, Matthijs Dulken, dirigió la resistencia hasta que fue herido.


El asedio que se prolongó durante 30 días tuvo todos los componentes para ser épico. Fuerzas sitiadas preparadas y bien organizadas. Fuerzas sitiadoras muy superiores en número y con un gran estratega al frente. Un gran ejército, con los tercios al frente, acercándose para forzar una batalla en campo abierto y salvaguardar la presencia católica en Grolle. El resumen es que los defensores aguantaron todo lo que pudieron, la batalla campal se produjo pero a medias, las fuerzas defensoras finalmente capitularon y las tropas protestantes entraron en Grolle, que ya no cambió de manos hasta el final de la guerra.



Bien es verdad que el último “Asedio de Grolle” fue a finales de este Octubre de 2012: La reconstrucción histórica del “de Slag om Grolle” de 1627 (ellos organizan, así que es lógico que ellos escojan el asedio) que tiene lugar cada dos años y lleva cuatro ediciones. Asociaciones recreacionistas de varios países se reúnen en Groenlo para revivir el Asedio. Últimamente también con representación española, como por ejemplo Battle Honours (muy activos en el ámbito de la representación histórica a nivel nacional e internacional).

Estamos convencidos de que los que participaron en la reconstrucción del “asedio”, fueran de un bando o de otro, se hermanaron al final de la espectacular representación con buena cerveza Grolsch.




No hay comentarios:

Publicar un comentario