miércoles, 11 de julio de 2012

¡Zippo libre!



Roma, 9 de julio 
 Ha sido condenado a dos años y ocho meses de prisión Alberto Palladino, responsable de CasaPound Italia en el IV Municipio de Roma y candidato a la presidencia del mismo municipio, en el proceso por el que fue acusado de una presunta agresión a algunos miembros del PD (ndt: el Partito Democratico es un partido político de izquierdas italiano) del IV Municipio. Para el dirigente de CPI el fiscal había pedido 3 años y 10 meses de prisión. "La condena de Alberto Palladino - afirma CasaPound Italia en una nota - es una vergüenza que mata a la justicia. Es un absurdo jurídico y la demostración de que en este país la verdad es solo una opinión, que se evalúa en función de quien la sostiene. Así pues, si para algunos jueces, como el de Aosta, CasaPound no tiene derecho ni siquiera a defender su honor en los Tribunales, hay otros para los que las afirmaciones de un miembro del PD, incluso sin estar respaldadas por pruebas materiales, valen más que mil coartadas. No es que el imputado deba probar que no es culpable de la agresión, sino que se da la paradoja jurídica mediante la cual una acusación sin pruebas vale más que una defensa detallada y con testigos".

Palladino fue detenido el pasado 30 de noviembre en Fiumicino, al regresar de una misión humanitaria en Birmania, entre flashes de fotógrafos y un espectacular despliegue de Carabinieri: la acusación es haber agredido a varios miembros del PD la noche del 3 de noviembre en Prati Fiscali, en el final de un año en el que el PD, a través de centros sociales muy fuertes de la zona, ha utilizado armas para echar a CasaPound del distrito, donde el movimiento ha ocupado con fines habitacionales un edificio abandonado. Y ha sido el líder del PD en el IV Municipio, Paolo Marchionne, desde hace años adversario político directo de Palladino, quien le ha denunciado, sin por otra parte haber presentado pruebas sobre su culpabilidad: la presunta agresión que se ve interrumpida por la llegada de un furgón de Carabinieri que no encuentran ni a los agresores ni las barras de hierro que Marchionne afirma haber visto.

Por ese episodio Palladino estuvo más de 7 meses privado de su libertad. Después de un mes en la cárcel de Regina Coeli, en el que pasó 7 días de aislamiento, ha estado bajo arresto domiciliario, imposibilitado de comunicarse con el mundo exterior, exceptuando a sus familiares. Alberto es un chico de 24 años, un estudiante que ha participado durante años en proyectos sociales como militante de CasapPound Italia y como voluntario de la comunidad solidarista Popoli al lado del pueblo Karen. Para acusarlo solo están las declaraciones de Marchionne (no del resto de agredidos), que sostiene haberlo reconocido durante la agresión - llevada a cabo por una docena de personas, de los que ninguno ha sido identificado - y ninguna prueba física

Visto en: CasaPound Italia

1 comentario: