miércoles, 13 de noviembre de 2013

Una forma de ser

 Los seres vivos nacen, crecen, se reproducen y mueren, dejando entre el primer paso y el último un abanico infinito de posibilidades. Desde un doctorado hasta una brillante carrera en el narcotráfico. Uno puede ser padre de familia o suicida, o incluso ambas cosas. Puede pasarse las tardes en una biblioteca u obedeciendo a los imperativos con que nos habla la televisión. Del mismo modo, uno puede crear, quejarse o destruir. Son muchos los que destruyen y cada vez más los que se quejan, pero nosotros queremos aprovechar nuestra posibilidad.

No pedimos nada. Estamos cansados de hablar y de escuchar, de preguntar y de contestar, queremos crear; pasar a la acción y dar sentido a nuestra posibilidad.

Si nos preguntar quiénes somos, diremos que somos la otra juventud, rebelde y activa, la que no se conforma con promesas electorales y telebasura. Somos aquellos que todavía se atreven a imaginar, que creen que el mañana no tiene porqué ser como hoy. Somos las alas de los que no se atreven a volar y las branquias de los que se hunden en una rutina absurda.

Somos pocos y felices frente a la uniformidad, pero no tenemos miedo. Tenemos una posibilidad, una vida entera que diseñar y muchas ideas para llenarla, y contamos con la firmeza necesaria para no parar hasta conquistar.

Somos aquellos a los que os referís al pensar que ‘alguien debería hacer algo’, los que creemos que no se puede criticar una cosa sin intentar cambiarla. Somos los que sonreímos con las manos vacías. Los que sabemos que hubo un ayer y que llegará un mañana edificado sobre las bases que sentemos hoy.

Somos los que gritamos al viento y corremos hacia el horizonte sin asustarnos porque se siga alejando a cada paso, los que fijamos nuestras metas más allá de nuestras fuerzas y no nos echamos atrás al ir a buscarlas.

Somos los que ponen la piel en cada paso, los que viven con pasión cada momento, los que se levantan antes de haberse acostado cuando no hay tiempo para más.

Somos la sombra de los bienpensantes, la envidia de los cobardes. Somos la peor pesadilla de los reaccionarios, el ejemplo de los indecisos y la esperanza de la juventud. Somos todo lo que nunca te atreviste a ser, los sueños que dejaste de lado para poder malgastar tu posibilidad. Somos una forma de ser.



 -Extraído del Manifiesto del Proyecto Impulso Castellón

No hay comentarios:

Publicar un comentario